Boda en un palacete.

Soñaron con casarse en un palacio.

Estos novios fueron puro amor, consiguieron hacer realidad la boda de sus sueños en un palacete, decidieron viajar desde Londres para hacer su boda en un entorno inigualable.

Ella quería un ramo sólo de peonías blancas y la verdad es que fue un gran acierto, le sentaba genial con el vestido y con su personalidad.

 

Ramo para niña

También encargaron un ramo pequeñito para su bebé, era súper tierno ver a madre e hija, las dos vestidas de blanco y con los ramos a juego.

¿Qué mejor dama de honor que tu propia hija?

Fue una boda íntima dónde solo estaba la familia más cercana así que todo fue muy cercano y fluido.

La boda oficiada por Debbie Skimer, (que os recomiendo por su carisma y cercanía) hizo saltar lágrimas de emoción y muchas sonrisas.

Un día inolvidable en un entorno de ensueño con gente maravillosa!

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *